Últimas noticias

V Conferencia Española de Carsharing

Compartir un automóvil, en sus diversas modalidades (carsharing round-trip o one-way, car-pool, alquiler, etc.) es una práctica reconocida de forma mayoritaria que conforma uno de los pilares del futuro en la movilidad sostenible de nuestras ciudades. Su presente y nuevas tendencias han sido debatidos en la V Conferencia Española de Carsharing celebrada recientemente. Organizada por la Asociación Española de Car-Sharing (AEC), la conferencia presentó datos relevantes que indican que el coche compartido es la respuesta al cambio del uso del transporte por parte de los ciudadanos y que es necesaria una aceleración en su implantación. Datos, por ejemplo, que indican que la utilización del vehículo privado es muy baja: el 96% del tiempo está parado y el resto del tiempo (4%) tiene reducida ocupación con 1.2 personas de promedio.
Si analizamos el uso de los vehículos desde el punto de vista de la rentabilidad, aquellos usuarios que realicen menos de 15.000 kms al año encuentran que su coste es menor si optan por la fórmula carsharing. Así vemos que por ejemplo con unos 7.000 kms al año, media habitual de un automóvil en España, el coste en la modalidad de coche compartido, sería de 2.900 y sin embargo con su coche sería de unos 5.200€, lo cual supone un ahorro de 2.300 € al año.

El carsharing como parte de la cadena del transporte público
Esta edición se ha centrado en analizar cómo abordar la interoperabilidad del carsharing con el transporte público, como uno de los pilares de las soluciones de la movilidad sostenible. Todo ello dentro del concepto Mobilty-as-a-Service (MaaS), (la Movilidad como Servicio).

“La combinación de los diferentes medios de transporte tienen que trabajar por una ciudad mejor, ya que en un futuro los que tengan coches altamente contaminantes no podrán conducir por las ciudades. En este sentido las diferentes apps y la tecnología ayudan al ciudadano a elegir la mejor de las opciones”, en palabras del presidente de AECarSharing, Pau Noy.

Informes de la Agencia suiza de la energía, referenciados por la AEC, muestran que los conductores que utilizan esta modalidad compartida experimentan cambios importantes en sus patrones de movilidad. Por un lado, pasan de utilizar un reducido número de posibilidades de transporte, básicamente su coche privado y algún otro vehículo, a incrementar la combinación de modalidades de transporte a bicicleta, moto, carsharing. Y por otro, se produce un incremento del 15,5% de los recorridos en transporte público y una reducción de los realizados en vehículo privado 56,5 %.

Las cifras de conductores que mueve el Carsharing
En España existen 2.000 vehículos de carsharing, 1.000 térmicos y 1.000 eléctricos, que son utilizados por 400.000 clientesregistrados, es decir el 2,5% de la población española con permiso de conducir. Esto conductores se concentran fuertemente entre Madrid y Barcelona.
En cuanto a la situación mundial (con cifras de 2015), las empresas de carsharing, diferenciando round trip (viaje de ida y vuelta del vehículo al mismo aparcamiento donde se tomó el vehículo), de clara orientación interurbana, y one way (el vehículo se deja en cualquier aparcamiento habilitado en la ciudad), cuentan con 2.000.000 usuarios roundtrip en 1.000 ciudades del mundo y 1.500.000 usuarios one-way. Países como Alemania y USA se presentan como los líderes con 1.000.0000 de clientes cada uno entre ambos sistemas.
En este momento, el potencial mundial es de 37.000.000 de clientes round-trip, a corto plazo.

Legislación alemana
El reciente proyecto de ley alemán (marzo 2017) establece explícitamente que el carsharing contribuye a reducir el cambio climático y los impactos ambientales y establece medidas como la creación de plazas de aparcamiento para este sistema de transporte en el espacio público o prevé la posibilidad de conceder descuentos o exenciones de tasas para estos vehículos. Según la AEC, cada veinte vehículos privados equivalen a un coche de carsharing. Por lo que si tenemos en cuenta que el 27,8% del total de emisiones de gases de efecto invernadero proviene del transporte (Oficina Española de Cambio Climático, 2015), el uso del vehículo compartido se convierte en un aliado imprescindible para reducir el impacto medioambiental.

“Desde la AEC trabajamos para transmitir a las administraciones públicas los criterios que promuevan el uso del Carsharing entre nuestros ciudadanos como son facilidades para estos vehículos en las áreas de acceso restringido o en aparcamientos, plena integración con los operadores de transporte público o fijar incentivos a las ciudades que implanten redes de Carsharing, entre otros”, comentan los integrantes de la Asociación, Alphabet, Avancar, Bluemove, Clickcar, y Respiro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: